Tengo mi web terminada ¿y ahora qué?

Cuando uno decide renovar o crear su página web tiende a centrarse simplemente en el diseño, es decir, en cómo quiero que sea mi web, su estética, asegurarme de que representa lo que quiero y que es el reflejo de mi negocio, etc…

Pero ese es tan solo el primer paso, una vez publicada, debemos seguir una serie de pasos para garantizar que la web sea bien indexada por Google, contemos con estadísticas de visitas, y estemos al tanto de la “salud” de nuestro proyecto en todo momento.

En este post te damos una lista de tareas que debes completar una vez has publicado tu web para conseguir que el duro trabajo de diseño y desarrollo sea visible para todo el mundo:

1. Dar de alta la web en Google Search Console

Este servicio (antes llamado Google Webmasters Tools) es nuestro centro de comunicación con Google. Es decir, es donde Google nos va a informar de todo lo que sabe acerca de nuestra web, entre otras informaciones importantes:

  • Las páginas que tiene indexadas.
  • Los posibles errores de HTML que estás cometiendo (errores 404, títulos o descripciones duplicadas).
  • Las palabras clave por las cuales tu web tiene relevancia a ojos de Google.
  • Las búsquedas en las que has estado apareciendo, la posición y CTR (click-through rate) de las mismas.
  • Si has sufrido alguna penalización “manual” (no algorítmica).
  • Si tu web ha sido infectada por algún malware o virus.
  • El rendimiento de tu página.
  • Velocidad y frecuencia de rastreo de tus páginas por parte de Google.
  • Y muchas otras herramientas…

Además, como veremos en el siguiente punto, Search Console te permite subir a Google un archivo sitemap en formato XML, en el que le indiquemos todas las URLs que componen nuestra web, para garantizar que el robot de Google tiene acceso a todo nuestro contenido y es capaz de indexarlo.

Así que si vuestra web no está dada de alta en Google Search Console, hacedlo ahora mismo, el proceso es muy sencillo, tan solo deberéis indicar la dirección y verificarla. Podéis verificarla por distintos medios, el más común incluir una meta dentro de la cabecera de vuestra web, o subir un fichero que os dará Google a la raíz del FTP. Aunque si usáis WordPress y queréis hacerlo más sencillo, hay varios plugins que permiten asociar una cuenta de Google Search Console sin necesidad de tocar código, por ejemplo, el conocido SEO by YOAST

2. Crear un Sitemap.xml

Un Sitemap es un archivo en el que se suelen enumerar las páginas de tu sitio web para informar a Google y a otros motores de búsqueda de cómo y cuál es la organización del contenido de tu página. El sitemap también proporciona metadatos (información sobre una página web: cuándo se ha actualizado por última vez, con qué frecuencia se cambia y su relevancia respecto a otras URL del sitio web). Además también se usa para dar otro tipo de metadatos a Google, normalmente sobre contenido de las webs como son los videos y las imágenes para móviles.

Es cierto que si las páginas del sitio web están bien enlazadas, nuestros rastreadores web pueden detectar la mayor parte del sitio; aun así, un sitemap puede mejorar el rastreo, y acelerar la frecuencia con que Google viene a visitar nuestra web cuando incorporamos contenido nuevo.

Para generar el sitemap.xml existen herramientas web como XML Sitemaps (con límite de 500 URLs), plugins para WordPress como SEO by YOAST o módulos para Prestashop como Google Sitemap. Una vez generado tan solo tendréis que subirlo a Google Search Console y ¡listo!

3. Instalar Código de Seguimiento de Analytics

Aunque parezca evidente muchas veces nos encontramos con webs que no tienen un sistema de seguimiento de estadísticas. No es necesario que os recordemos la importancia de conocer cómo se comportan los usuarios dentro de nuestra web (esperamos…). Podéis emplear los sistemas de estadísticas basados en logs que proveen algunos de los alojamientos más populares, o instalar el código de seguimiento de Google Analytics. Os recomendamos esta segunda opción, principalmente por lo que veremos en el punto nº 4.

Instalar el código de seguimiento es muy sencillo. Google Analytics nos dará un pequeño script en javascript que debemos incorporar en todas las páginas de las cuales queremos obtener información. A partir de ese momento podremos conocer todo lo que pasa en nuestra web:

  • Nº de visitas y usuarios únicos.
  • Porcentaje de rebote (nº de visitas que comienzan y terminan en la misma página).
  • Tiempo que pasan los usuarios en nuestra página.
  • Nº de paginas vistas por usuario.
  • De dónde proceden las visitas.
  • El origen geográfico de nuestros visitantes.
  • Y multitud de datos más.

4. Enlazar la cuenta de Google Search Console con la de Analytics

Enlazar estas dos cuentas nos proporcionará ciertas ventajas. Si enlazamos una propiedad de Google Analytics con nuestro sitio web en la cuenta de Google Search Console podremos consultar los datos de Google Search Console en los informes de Google Analytics, y también podremos acceder directamente a los informes de Google Analytics desde las páginas de enlaces a nuestro sitio web, y de enlaces de sitio en Search Console. Eso sí, un sitio web solo se puede asociar con una propiedad (y viceversa), si creamos una nueva asociación, se eliminará la anterior.

Este hecho tiene especial relevancia desde que Google Analytics dejó de darnos información acerca de las palabras clave por las que nos estaban encontrando nuestros usuarios (el famoso “not provided” del que hablaremos en otros posts). Asociando las dos cuentas (Search Console y Analytics) tendremos dentro de Analytics una opción nueva “Optimización en buscadores” donde Google nos dará información que proviene de Search Console, donde sí nos informará de palabras clave que nos están trayendo tráfico. ¡Bingo!

5. Analizar el rendimiento de la web con GT Metrix

Esta herramienta (GTMetrix) analiza la velocidad de carga de nuestra web. El rendimiento de nuestra web es un factor cada vez más importante para obtener buenos resultados SEO, por lo que debes vigilarlo de cerca. (Además de ser un factor importante desde el punto de vista del usuario. Pensad en vosotros mismos como usuarios: cuando una página tarda más de 3 segundos en cargar ¿no os ponéis nerviosos?…) Cuanta mayor velocidad y menos tiempo de espera mejor posicionamiento obtendremos en Google.

GT Metrix analizará el rendimiento de carga en 2 herramientas: PageSpeed de Google y Yslow. Cada una nos dará una puntuación sobre 100%, y, lo más importante, una serie de recomendaciones técnicas que debemos llevar a cabo para subir esa puntuación lo máximo posible y en consecuencia, mejorar el rendimiento de la página web.

6. Crear alerta en Pingdom.com para ver cuándo se cae la web

Como no podemos estar entrando cada 5 minutos en nuestra página para comprobar si funciona, lo mejor será buscar una herramienta que lo haga por nosotros, ¿no?. Pingdom nos permite crear una alerta que nos avisará por email cada vez no sea capaz de cargar nuestra web, de esta manera si hay alguna incidencia podremos tomar acciones lo antes posible, para evitar que la incidencia tenga influencia a efectos de Google (y que afecte a los usuarios, por supuesto).

Adicionalmente, Pingdom nos da una serie de estadísticas de Uptime, que pueden ser interesantes para negociar según qué cosas con nuestro proveedor de hosting 🙂

Con estos sencillos pasos, ¡tendrás tu web lista para conquistar el mundo! Y si necesitas ayuda, aquí nos tienes, en Esterea siempre dispuestos a echarte una mano en diseño, marketing y formación.

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *