Estrategia en Redes Sociales

Aunque parezca mentira, estar presente en las Redes Sociales no es sólo crearse un perfil de Facebook y Twitter, publicar lo primero que se nos pase por la cabeza y esperar a ver qué pasa. No. Como en la vida “analógica”, nuestra presencia en Redes Sociales no será efectiva sin una estrategia, unos objetivos y una medición de resultados. Las herramientas son solo eso: medios. Pero debemos tener un fin. En poco tiempo aparecerán nuevas herramientas, nuevas páginas, nuevas redes sociales, y como no, debemos aprender a utilizarlas, pero lo más importante será la gran pregunta: ¿Para qué fin?. Como empresas debemos plantearnos algunas cuestiones antes de lanzarnos a crear nuestros perfiles y “bombardear” a nuestros clientes, amigos o conocidos: ¿Tengo que estar? Sí, no os llevéis las manos a la cabeza. Las redes sociales no son para todos. A quién quieres dirigirte, o con quién quieres conversar, si vendes rodamientos industriales? No será mejor atacar otros medios donde se concentren tus clientes? Si tengo que estar, ¿para quién quiero estar? ¿con qué tipo de gente quiero establecer comunicación? Una vez los tengo identificados, ¿qué les quiero comunicar? ¿qué quiero saber de ellos? Una vez tengo el mensaje, o la línea de comunicación, toca el cómo. ¿Con qué frecuencia, en qué tono, con qué grado de reciprocidad, emisor o receptor…? Simplificando estos pasos, tendríamos los siguientes pasos/preguntas: ¿Sí o no? ¿Quién? ¿Qué? ¿Cómo? Y finalmente nos quedaría el Cuánto. Medir los objetivos de nuestra presencia en redes sociales, para comprobar su grado de cumplimiento, y en caso necesario, volver al punto 1. Esterea es un equipo de consultores especializados...
Medir el ROI de la Promoción Web

Medir el ROI de la Promoción Web

Uno de los debates más habituales en las empresas cuando se ha tomado la decisión de invertir en Promoción Web es la capacidad de medir el Retorno de la Inversión (ROI). Cualquier inversión requiere de una evaluación temporal para determinar su adecuación o rentabilidad, cualquier Responsable Financiero os lo dirá. En el caso de Promoción Web nos encontramos con inversiones cuyo retorno puede ser medido, y otras cuya medición resulta más “subjetiva”. Aquellas en las que invertimos en Marketing en Redes Sociales son las más difíciles de medir. Repasemos todas: Inversiones en diseño Web: Son fáciles de medir. Tan solo tenemos que tener claro cuál es el objetivo de la Web (TODAS las webs tienen que tener un objetivo, los tiempos de la Web como “tarjeta de visita” son agua pasada.) Suponiendo que en una Web determinada tengamos como objetivo que los usuarios se den de alta como registrados, o que nos remitan un formulario, o que completen una transacción económica, en todo caso tendremos un valor de objetivos a cumplir. En el ejemplo del formulario, supongamos que nuestro objetivo es que la Web reciba 20 formularios diarios. Configurando adecuadamente las herramientas de seguimiento de estadísticas para que nos ofrezcan la información de objetivos, podremos establecer el grado de cumplimiento, revisar el flujo de navegación y potenciar esas conversiones en la mayor medida posible. Inversiones en Posicionamiento orgánico en buscadores:  También son fáciles de medir. A pesar del largo plazo que requieren, cualquiera puede comprobar las posiciones de su web en Google. En este caso lo que tenemos que tener claro son las palabras clave que seguiremos. Bien a...